El lugar donde la creatividad y el arte reúnen a las familias

(StatePoint) Los beneficios de un tiempo familiar de calidad son bien conocidos, e incluyen impactos positivos en la salud mental, la reducción del estrés, la promoción de la adaptabilidad entre otros beneficios. Pero la importancia del desarrollo de la creatividad en las familias es menos conocida.

Según un reciente estudio en línea realizado por Ipsos, los adultos que participan en actividades creativas son más propensos a describirse a sí mismos como personas optimistas, felices, apasionadas y alegres. Sin embargo, aunque el arte y la creatividad son vitales para el desarrollo infantil –ayudando a desarrollar habilidades motoras finas y gruesas, habilidades de resolución de problemas e incluso mejorando el bienestar emocional, según los expertos en educación–, no siempre son un elemento central en las escuelas. Según el estudio de Ipsos, siete de cada 10 padres sienten que las puntuaciones de las pruebas estandarizadas reciben una mayor prioridad que el pensamiento creativo en la escuela.

En un mundo donde las familias luchan por conciliar el trabajo, la escuela y otras responsabilidades, es importante encontrar formas de relajarse y crear momentos que saquen a niños y adultos del sofá, los alejen de las pantallas y los ayuden a desarrollar hábitos de aprendizaje permanente. El estudio de Ipsos encontró que el 75% de los padres quieren que sus hijos tengan más oportunidades de ser creativos de las que tuvieron ellos cuando eran jóvenes, y dos tercios de los adultos admitieron que desearían poder usar más su creatividad en la vida cotidiana.

La buena noticia es que las familias pueden ser creativas en casa si buscan oportunidades para el aprendizaje intergeneracional. Los abuelos pueden enseñar sus pasatiempos y manualidades a las nuevas generaciones. Los padres pueden enseñar a los niños las tradiciones que componen su herencia. Ya sea tejer, hacer ganchillo, cocinar o trabajar la madera, tales pasatiempos a menudo son específicos de la cultura de una familia y es importante conservar su práctica.

Si no se cuenta con estos elementos dentro de la familia, no hay problema. Los servicios en línea pueden ayudar a una familia a ser creativa. Por ejemplo, Craftsy, el principal destino digital para arte y creatividad, está revolucionando la forma en que las personas aprovechan su potencial y se involucran con las pasiones de su estilo de vida. El sitio puede guiar y alentar a su familia a crear juntos experiencias creativas a través de proyectos de manualidades en cursos que puede tomar con sus hijos, como decorar cupcakes, coser una almohada o aprender a dibujar. Incluso las familias y amigos que viven en diferentes ciudades pueden despertar la creatividad y aprender juntos desde la comodidad de sus hogares. Tanto las familias como los amigos pueden compartir su membresía con sus seres queridos y desbloquear acceso ilimitado a más de 150 cursos, muchos de los cuales ahora también están disponibles en Español. El sitio ofrece contenido y una comunidad con intereses creativos diversos para familias e individuos, desde principiantes, hasta avanzados y de todas las edades en múltiples categorías. Servicios como Craftsy ofrecen instrucción de expertos, una comunidad virtual entusiasta y muchas oportunidades para que las familias digan: “¡Creamos algo juntos!” al participar en clases como dibujo, repostería y cocina. Para conocer más, visite es.craftsy.com.

El aprendizaje a lo largo de toda la vida es una forma poderosa de desarrollo personal, que ayuda a las personas a aprovechar su naturaleza creativa, y cuando las familias encuentran nuevos pasatiempos y desarrollan nuevas habilidades juntos, pueden cosechar de forma colectiva los beneficios del desarrollo de su creatividad.

Photo Credit: (c) monkeybusinessimages / iStock via Getty Images Plus

Recommended for you